El pasado 28 de julio de 2017, el consejo de ministros aprobó el Plan Nacional de empresas y derechos humanos. El objetivo de este plan es proteger los derechos humanos delante de cualquier impacto negativo, que la actividad de una empresa, pudiera impactar sobre éstos.

Con este Plan se da respuesta  a los requerimientos de la Unió Europea  en materia de Responsabilidad social de las Empresas, de la Comisión Europea y de la la agenda 2030, para el desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

Este Plan invita a las empresas a sumarse a la tendencia de enfocar la estrategia de negocio, de acuerdo con los objetivos de desarrollo sostenible, como medida para generar un mayor valor añadido.