Según el estudio Meaningful Brands publicado por Havas Media, a la mayoría de las personas no les importaría que desaparecieran el 74% de las marcas.
Y esto ¿Por qué? Porqué el cliente ya no es suficiente.
En los últimos años los sectores y las empresas se han esforzado en conocer a sus clientes y consumidores y se han enfocado en satisfacer -de la mejor forma posible- sus necesidades: toda innovación se ha trabajado desde esta premisa.
Ahora, los propios compradores y consumidores exigen a los sectores económicos y a las empresas que generen satisfacción para todos los stakeholders, el cliente ya no es suficiente y ya no basta con satisfacer sus necesidades, ahora se trata de ser un sector relevante para la sociedad.
Los compradores quieren marcas que impacten de forma positiva en las vidas de todas las personas que, – de una manera u otra- se ven afectadas por la actividad de esa empresa. Quieren empresas que dejen una huella positiva en el medio ambiente, en sus trabajadores, en los vecindarios donde tienen instaladas sus factorías, etc.
Las metodologías que permiten conocer cuáles son los efectos que un sector o una actividad económica provocan en la sociedad son los llamados: “Estudios de impacto social”, de los que la versión más sofisticada es el cálculo del SROI (Social Return of Investment), del que hablaremos más adelante.
Desde Invenies creemos firmemente que estas metodologías son el futuro en la investigación de mercados, porque para satisfacer al cliente necesitamos conocer las consecuencias de nuestra actividad, en el entorno social en el que operamos. Por este motivo, desde hace unos meses, contamos con consultores acreditados como Practitioner de SROI por la Social Value International